Tratamos de ofrecer la solución que mejor se adapta a ti

... Y te asesoramos en tu estrategia de comunicación.


Hace 14 años, tres socios fundábamos atodaplanacomunicación. Catorce años que no queremos traducir en horas de trabajo porque igual nos da un poco de vértigo. Comenzamos con una muy pequeña cartera de clientes, que, en su mayoría, conservamos hasta hoy, lo cual, creemos, es un dato que habla positivamente de nuestra labor en más de una década.

En estos años, el número de clientes ha crecido. Y ha crecido de forma estudiada, meditada y prudente. Siempre es positivo recibir y atender a nuevos clientes. Eso sí, nos planteamos desde los inicios un “crecimiento meditado”, controlado, porque nos percatamos de que una de las cosas que más apreciaban -y aprecian- nuestros clientes es saber que van a tener un seguimiento personalizado y una atención rápida y eficaz.

Esta es una parte fundamental de nuestra forma de trabajar y de lo que ofrecemos; el cliente tiene un acceso directo y entre una petición y la ejecución de un encargo no media ninguna distancia: la persona que ha cogido el teléfono es la que va a ponerse a trabajar en ello y todos los que trabajamos aquí tenemos que ser capaces de hacer todo, independientemente del hecho de que siempre hay un responsable (en ocasiones dos) asignado a cada cliente.

Esto del “responsable asignado a cada cliente” es lo que las grandes agencias de comunicación llaman “responsable de cuentas”. En atodaplana no usamos esta figura, entre otras razones porque trabajamos de forma colaborativa y todos tenemos que ser responsables de todo. En definitiva, este es uno de nuestros valores, que seguramente no sería posible si no fuera porque nos planteamos siempre trabajar con una cartera limitada de clientes.